FASCITIS PLANTAR:

 

 

 

¿Qué es la fascitis plantar?

 

 Como su propio nombre indica es la  inflamación de la fascia plantar, que está formada por una estructura de tejido adiposo y conectivo que se sitúa en la planta del pie, originándose en la tuberosidad ínferomedial del calcáneo, discurriendo por el arco del pie, insertándose en la zona metatarsodigital con cinco terminaciones  (ver figura).

 

La fascia ayuda al despegue mediante el mecanismo de windlas y a yuda al sostenimiento y estabilización de la bóveda plantar.

 

     Los  últimos estudias determinan  que existen claramente dos fases en la

 

Fase I: Periodo inicial o inflamatorio o propiamente llamado FASCITIS

 

Fase II :Periodo evolutivo y degenerativo llamado FASCIOSIS

 

Etiología:

 

Existen factores que someten a la fascia a un estado tensil, ya sea por el tipo de pie, pie plano o el pie cavo;  por causa funcional como el acortamiento del tendón de Aquiles; o por el desarrollo de una actividad deportiva o laboral, así como el sobrepeso o el uso de calzado inadecuado.

 

En todas estas situaciones estáticas y  dinámicas se produce un aumento de  la tensión en la fascia plantar y en su lugar de  inserción muscular van a generar procesos inflamatorios, así como periostitis en la apófisis medial del calcáneo, con pequeños desgarros, mínimos hematomas y posteriores calcificaciones que pueden dar lugar a la aparición del espolón.

 

"Nunca debemos Confundir Una fascitis con un espolón de calcaneo,

 debemos tener claro que el espolón nunca es la causa de la fascitis sino la consecuencia de la misma"

 

 


Síntomas:   

   

      El paciente acude a la consulta por presentar dolor  en la cara plantar del calcáneo, ligeramente interno que en ocasiones puede irradiarse en el sentido distal hacia la bóveda plantar y/o dedos del pie, siendo un dolor gradual que aumenta y disminuye en intensidad.

          El dolor empeora al levantarse por la mañana o en periodos prolongados sedestación,

el dolor puede llegar incluso a no desaparecer, siendo constante y sobretodo en los primeros pasos,

de manera punzante como si algo se clavara en el talón.

Según el tiempo de evolución la clasificaremos en:

                                                                Aguda: cuando la evolución es inferior a las 3 semanas.

                                                                Subaguda: entre 6-8 semanas

                                                                Crónica:  evolución superior a 8 semanas.

-

 


Diagnóstico:

 

         El diagnóstico se basa en la clínica que presenta el paciente y esta se confirma mediante la exploración clínica y  las pruebas de imagen.

 

Exploración clínica:  

A la exploración física es característico que el dolor se agrave con la presión profunda selectiva en el borde interno y centro del talón, siendo esta zona el lugar de inserción proximal.

Otra maniobra que puede provocar dolor es la flexión dorsal pasiva forzada del pie y dedos ya que esto provoca la tensión de la fascia inflamada, esta maniobra cuando desencadena dolor es en casos severos

 

             "Existen otras maniobras diagnósticas"

       

Los métodos diagnósticos de imagen  son eficaces en la confirmación en el 80% de los casos:

 

 

                                        La RMN La Resonancia Magnética Nuclear.

                                     La ecografía a y7,5 MHz es un método muy  eficaz y es la más barata.  

                                                                               La Radiografía simple aporta escasa información

 

   


 Tratamientos:

 

        Inicialmente en todo proceso inflamatorio siempre funcionan las siguientes medidas:

 

Reposo de toda actividad deportiva hasta que remita el cuado agudo, incluido el caminar largo tiempo.

 

Frío local, colocar una bolsa de frio en la zona del arco plantar durante diez minutos 3/4 vces al día.

 

Antiinflamatorios: Cualquier procedimiento antiinflamatorio aliviará el cuadro, tratamiento farmacológico en sus diversas formas (antiinflamorios por vía oral, mediante infiltraciones con corticoides u homeopáticas, pomadas por vía tópica, o medidas físicas en manos de un fisioterapeuta experto.

 

Los estiramientos de la fascia plantar junto con ejercicios que estire la musculatura posterior de la pierna

 

La colocación de una férula nocturna que mantenga el pie en ángulo recto también se debe tener en cuenta.

 

 

Si bien a pesar de utilizar las medidas anteriormente descritas,  el uso de un calzado fisiológico, y el uso de soportes plantares  son muy eficaces en las  fascitis plantares en torno al 80% de efectividad.

 

    Si la causa de la fascitis inicialmente es un mal apoyo del pie, al controlar la desviación del pie mediante un soporte plantar o plantilla este va disminuyendo paulatinamente, siempre que estos soportes plantares tengan la suficiente consistencia para controlar las desviaciones del pie, en nuestra experiencia las plantillas blandas o de silicona no suelen ser de escasa utilidad.

 

 

Como nuevos métodos de tratamiento existen:

La EPI (Electrolisis Percutanea intratisular)  ecodirigida es una alternativa muy util.

"La Electrólisis Percutánea Intratisular (EPI), va ha tener unos efectos biológicos directos sobre el tejido necrótico y fibrótico, que a través de las diferentes fenestraciones de las agujas y la reacción química producida dará lugar a un efecto de licuefacción e irritación activando la respuesta inflamatoria necesaria para garantizar la fagocitosis y regeneración de la fascia plantar"

 

Tratamiento de la fascitis plantar con COBLACIÓN mediante radiofrecuencia:

"Es la utilización de la radiofrecuencia para destruir el tejido dañado  (fasciosis) a una temperatura de 50 grados en impactos de 0,5 segundos. Esta destrucción tisular hace que se cree en la zona un campo de plasma, regenerando un nuevo tejido sano a raíz de nuevas células madre del propio organismo, a lo que se le ha dado el nombre de Coblación."

        

 "Si los Tratamientos anteriores han fracasado  solo queda como alternativa la cirugía podológica"

 

¿Cuál es el fin de la Cirugía? :

 

         El fin de la cirugía nunca es la de quitar el espolón de calcáneo, el fin de la cirugía es realizar una fasciotomía o corte en la fascia plantar del músculo, pudiéndose realizar a campo abierto (forma tradicional)

 

O mediante endoscopía:

Se trata de un procedimiento con mas del 95 % de éxito descrito por el Dr. Barrett .

El Dr. Barrett es el Padre de la Cirugía Endoscopica del Pie .
Se realiza en régimen ambulatorio y con anestesia local.
Consiste en introducir un endoscopio entre la piel y la Fascia Plantar y proceder a la Sección de sus dos terceras partes.
Técnicamente es muy importante no efectuar la sección completa de la Fascia. De esta manera se evitan las complicaciones postoperatorias.